Esto es Triller, la red social rival de TikTok y que se está siendo tendencia

Esto es Triller, la red social rival de TikTok y que se está siendo tendencia

TikTok ciertamente es una de las aplicaciones de videos cortos más famosas. Es una red social que en los últimos años se ha hecho viral, todos hablan de ella, y pues así como tiene sus fans tiene sus «haters».

Pero entre todo el panorama que envuelve a TikTok de su prohibición en muchos países, la supuesta venta y bloqueo en Estados Unidos, están otras aplicaciones similares que están compitiendo por una tajada del pastel que en un principio se llevó TikTok

En esta ocasión hablaremos de Triller. La aplicación norteamericana se describe como una «red social de vídeos donde puedes crear y compartir clips en cuestión de segundos», algo que suena muy a TikTok. Y más si metemos en la ecuación a Noah Beck, Anthony Reeves o Josh Richards, nombres enormes dentro de la comunidad tiktoker.

«Tras ver los acontecimientos de las últimas semanas con TikTok, y dada la responsabilidad que tengo de proteger y guiar a mis seguidores, he seguido mis instintos de emprendedor y estoy buscando una solución», dijo Richards en una entrevista para LA Times, confirmando su intención de abandonar la plataforma para siempre.

https://www.instagram.com/p/CDNSMPkFo81/?utm_source=ig_embed

Sabes que la cosa va en serio cuando lees a Griffin Johnson, el novio de Dixie D’Amelio, publicar unas palabras muy similares en Twitter: «Nos importa mucho la seguridad de nuestros followers, y esa es la razón por la que Josh, Noah y yo mismo nos responsabilizamos para construir una plataforma segura para los usuarios».

El movimiento se ha recibido en redes con cierta cautela por parte de los fans, algunos aliviados por saber que no dejan el mundillo influencer sino que solo cambian el medio, y otros acusándolos de chaqueteros por dejar atrás la red que les dio la fama.

Triller tiene toda la pinta de querer ocupar el lugar de TikTok de manera progresiva. Lleva 120 millones de descargas, tiene oficinas en París, Los Angeles y Londres, y un mecanismo prácticamente igual al de su rival. Ahora solo le queda convencer a unos cuantos más para que de verdad se la empiece a tomar en serio.