40.000 millones de dólares podría ofrecer Nvidia por la adquisición de ARM

40.000 millones de dólares podría ofrecer Nvidia por la adquisición de ARM

40 mil millones de dólares fue la suma que dijo Nvidia que está ofreciendo por la Chipmaker ARM que actualmente pertenece a SoftBank. En contexto, ARM operaria como una división de Nvidia que seguirá teniendo su sede en el Reino Unido, pero que fabricara chips bajo licencia abierta y operando de manera global con muchísimos clientes de manera neutral, así lo afirmo la compañía.

Cabe resaltar que este posible acuerdo entre ARM y Nvidia puede estar sujeto a muchos filtro de regulación.

SoftBank compró Arm en 2016 por 31.000 millones de dólares. La propiedad intelectual de la compañía británica ayuda a alimentar procesadores de dispositivos móviles para empresas como Apple, Samsung y Qualcomm. Arm probablemente solo ha aumentado de valor desde la adquisición de SoftBank, con Microsoft haciendo una Surface basada en arm y una versión de ARM para Windows, y Apple planea cambiar futuros Macs a chips basados en arm.

Nvidia es el fabricante líder de GPU, que Arm también diseña, pero aparte de su línea Tegra de chipsets móviles utilizados en dispositivos como el Nintendo Switch, Nvidia no hace mucho en el diseño de la CPU o hardware móvil.

Hablando con Forbes, el CEO de Nvidia, Jensen Huang, dijo que su primera prioridad después de la adquisición sería «llevar la tecnología Nvidia a través de la vasta red de Arm». Sin embargo, eso no significa necesariamente que Arm cambiará su modelo de licencia actual. Bloomberg informa que «Huang dijo que Nvidia está gastando mucho dinero para la adquisición y no tiene ningún incentivo para hacer nada que haga que los clientes se vayan».

Tal vez para subrayar que tiene la intención de mantener a Arm un proveedor neutral de tecnología a corto plazo, el acuerdo subraya que Arm seguirá teniendo su sede en Cambridge, Reino Unido y Nvidia dice que invertirá en la construcción de un nuevo centro de investigación de IA allí. Nvidia está posicionando la adquisición como la configuración de la siguiente etapa de la informática de IA. Tanto Nvidia como Arm ven oportunidades de crecimiento al habilitar el software de IA que se puede ejecutar en los chips de Arm, desde aquellos en teléfonos inteligentes diminutos hasta enormes servidores.

Nvidia una vez tuvo grandes ambiciones de hacer CPU para teléfonos, pero tuvo poco éxito. Esta adquisición obviamente podría cambiar eso, pero parece que al menos inicialmente el foco estará en los centros de datos. «Lo que cambiará es la tasa de nuestra hoja de ruta. Sabemos con certeza que los centros de datos y las nubes claman por el microprocesador Arm, la CPU Arm», le dice Huang a Forbes. «La eficiencia energética se traduce directamente en la capacidad informática, el rendimiento informático y el costo del servicio de aprovisionamiento.»

La noticia subraya cuán exitosa ha sido Nvidia en los últimos cinco años, centrándose en áreas como GPU, coches autónomos e IA.

La adquisición se enfrentará, por supuesto, al escrutinio regulatorio en un entorno menos amigable con las fusiones que en cualquier momento de la memoria reciente. Sin embargo, el hecho de que Nvidia y Arm no compitan directamente podría ser útil para navegar por ese proceso.